"La esperanza nos motiva a realizar acciones proféticas, animados por Padre Piamarta"

      El objetivo de la formación piamartina es la conformación a Cristo Señor y el desarrollo armónico y equilibrado de la persona humana del formando, en acuerdo al proyecto de vida y a la misión apostólica de nuestras constituciones. Eso es: formación humana, religiosa piamartina, en todas sus etapas. Las etapas de formación piamartina son las siguientes:

Comprende la animación vocacional y el seminario menor. Es un ambiente donde adolescentes y jóvenes en estado de internado, realizan un recorrido vocacional para descubrir el llamado del Señor y el periodo de aspirantado, tiempo en que los jóvenes aspiran a la vida religiosa y no al sacerdocio, dedicándose a preparar el noviciado. Postulantado, es el periodo de prueba y de estudio de la vocación, para quienes aspiran a entrar a la Congregación y no pasaron por el seminario menor. En esta etapa se estudia la Filosofía y tiene una duración de 3 años.

Es un periodo de iniciación integral a la vida religiosa piamartina, por medio de la inmersión en el misterio de Cristo, que llama a seguirlo según el proyecto de vida propuesto por nuestras constituciones; es el momento de verificación profunda de la intención e idoneidad de cada uno de los candidatos y, por ende, de su libre y consciente elección de la Congregación, como su propia familia espiritual y jurídica, su duración es de un año.

Es el periodo que va desde la primera profesión a la primera obediencia, cuando los religiosos entran en plena actividad apostólica. Los estudiantes son profesos temporáneos que, a continuación del noviciado, siguen un periodo de formación específica, con la orientación de un formador. En esta etapa se estudia la Teología y tiene una duración de 4 años.

El religioso piamartino realiza y declara públicamente su total y definitiva adhesión al camino evangélico trazado por las constituciones de nuestra congregación y con la ayuda de Dios y de sus hermanos asumen la responsabilidad de ser fiel a Él para siempre.

Los candidatos al diaconado y al presbiterado serán adecuadamente preparados a vivir la ordenación en el significado y en el valor que da la Iglesia y la perspectiva de servicio específico que deriva de nuestro carisma. Primera obediencia: Después de la profesión perpetua o después de que se haya conferido el orden del diaconado o del presbiterado, el religioso piamartino recibe la “primera obediencia”: esto significa entrar establemente en una comunidad que no es de formación, en un papel definido, en un ejercicio estable y continuo de la misión piamartina.

El religioso termina su formación fundamental con la profesión perpetua; sin embargo, la Iglesia y la Congregación lo convidan a incrementar siempre más con la formación permanente de la vida religiosa y espiritual, su preparación teológica y su perfección profesional.

CAMPAÑA UNA “LUCA” POR MI HERMANO PIAMARTINO EN MOZAMBIQUE

Resultado de imagen para piamartinos mozambiqueLogremos un cambio profundo y duradero en la vida de nuestros niños que necesitan de nuestro grano de arena con tu donación que será de gran ayuda para los niños en Mozambique...

Transferencia o Depósito Bancario:
Banco de Chile | Cuenta Corriente: 195-10631-08 | Congregación Sagrada Familia de Nazareth
Rut: 71.326.200-5 | donacion@piamartinos.com

Traducir Sitio »
X