Califica esta publicación

El pasado lunes 19 de junio, el Nuncio Apostólico del Papa Francisco en Chile, Mons. Ivo Scapolo, dio a conocer en las dependencias de la Conferencia Episcopal de Chile, que su Santidad el Papa Francisco visitará nuestro país, desde el 15 hasta el 18 de enero de 2018, visitando las ciudades de Santiago, Temuco e Iquique.
Ese mismo día, el Cardenal Ricardo Ezzati señaló que: el Papa Francisco “Viene a confirmarnos en la fe, viene a decirnos que no tenemos que tener miedo, porque el Señor le ha prometido a Pedro y por consiguiente a él que la edificación de la Iglesia sobre esa roca es una construcción segura, firme, porque los poderes adversos del mal nunca van a prevalecer sobre la visión salvadora, la misericordia que Dios Padre quiere manifestar para todos… ¡Así que esperamos la vista del santo padre con mucha confianza, con un corazón muy abierto, muy disponible para acoger su mensaje!”.
Esta visita es un acontecimiento que nos llena de alegría y de mucha esperanza.
El Papa Francisco viene como vicario de Cristo para confirmarnos en la fe que se manifiesta en la caridad y para fortalecer los lazos de unidad con la Iglesia Universal a quien él representa.
Su visita es un don de Dios para nuestra Iglesia y sobre todo para nuestro país, ya que será un tiempo de Gracia para profundizar en nuestra condición de discípulos misioneros del Señor. También permitirá estrechar lazos de comunión y reconciliación como un pueblo de hermanos, ya que, en la persona del Papa Francisco, Jesús sale a nuestro encuentro y nos invita a permanecer en la escucha atenta y orante de su Palabra, iluminando y orientando nuestro caminar hacia la construcción de un Chile más justo, fraterno y solidario.
“Mi paz les doy”, es el lema que inspira su visita a nuestro país, se trata de las palabras que Jesús dijo a sus apóstoles al celebrar la Última Cena, revelándoles que no son los esfuerzos del mundo únicamente los que logran la paz del corazón y en la sociedad, sino que la paz es un regalo que procede del mismo Dios; esta es una invitación que nos convoca a todos para fortalecer el diálogo, construir puentes de cercanía y confianza, buscando avanzar hacia una convivencia social armónica donde florezca la paz verdadera.
En el logo encontramos la cruz, que es el signo más representativo de los cristianos, es signo de esperanza y de amor de Dios. Y es precisamente la cruz amarilla, color oficial del Vaticano, a la que se une Chile de cara a la visita del Papa Francisco, por eso entre el lema y logo se busca una unión muy profunda entre esa paz que nos alcanzó la cruz de Cristo y la paz que necesitamos reencontrar en nuestra Patria.
Preparémonos estimados piamartinos y sintonicemos con esta gran visita:

#piamartinosModoPapa
P. Humberto Loyola G, FN
Superior Regional