Califica esta publicación

Estimados amigos y piamartinos:
¡Ya estamos finalizando un semestre! Seguramente algunos estudiantes estarán contentos con los resultados obtenidos, otros no tanto, por lo que estarán haciendo sus compromisos para reivindicarse en el segundo semestre, quedespués de quince días se inicia. ¡Ánimo! con seguridad los esfuerzos estarán por parte de todos para que les vaya bien especialmente sus educadores y familias. Estar a mitad de año, con un frío y contaminado invierno no es fácil, requiere de una actitud y fuerza renovadas, especialmente en Quien nos hace vivir de un modo “distinto”, Jesucristo.
Es por eso que quiero presentar para la reflexión de todos, educadores, padres y estudiantes, el “decálogo del educador misericordioso”, de P. Pier Giordano Cabra, piamartino, que en el año de la misericordia se hace justo y necesario considerar:

  1. Ten presente la situación concreta de cada joven.
  2. Da valor a la escucha, para responder a las verdaderas necesidades de los jóvenes, a las verdaderas demandas, no a las demandas prefabricadas.
  3. Aprende a ayudar sin tener el sentido de superioridad, del bienhechor: preexistencia gratuita.
  4. Acepta el fracaso educativo, como momento de crecimiento tanto del educador, que se examina, que se afina, que se vuelve humilde y servidor, como del joven que puede reflexionar en sus opciones.
  5. arte siempre del presupuesto que el vaso esté medio lleno y no medio vacío, el secreto del enganche educativo es convencerse que los jóvenes tienen gran capacidad de recuperación
  6. Aprende que el joven tiene más necesidades de apoyo que de soluciones prefabricadas.
  7. Educa a los jóvenes en la comprensión de los cercanos y los lejanos.
  8. Di a los jóvenes la verdad, pero en la comprensión de sus dificultades: tienen necesidades de ser corregidos, incluso con firmeza, pero sin ira.
  9. En cuanto sea posible, aléjalos de los malos maestros que dicen falsedades o esconden parte de la verdad.
  10. Persigue el ideal de la persona completa, es decir competente, capaz de comprensión y bien educada en la solidaridad.

Disfruten de este boletín y compártanlo con sus familias, bendiciones,

P. humberto loyola g. FN.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here