Califica esta publicación

SALUDO DEL SUPERIOR REGIONAL

“Los dos hombres que se le aparecen a las mujeres la madrugada del domingo, les dicen: ¿Por qué buscan entre los muertos al que vive? No está aquí, ha resucitado” (Lc. 24, 4-5). Ese anuncio ha llegado hasta nuestros días como un mensaje de renovación y de vida para todos los cristianos
en la Vigilia Pascual.
Quisiera saludarlos en esta Pascua de resurrección con mucha alegría, de manera especial a ustedes queridos niños, y decirles que la alegría de ser niños es un signo de la resurrección. Vivan la alegría de disfrutar, su padres, el juego, a los amigos, al colegio, eso es signo de resurrección. ¡No dejen de ser alegres!
Les dirijo también un saludo a ustedes queridos jóvenes Piamartinos: no dejen de soñar, pues es señal de resurrección juvenil. Jesús cumplió un proyecto, que lo llevó a la muerte y la muerte en cruz, lo llevó a vivir y hacer experiencia especialmente de la muerte y de sufrir por nosotros. Todo sueño, todo proyecto conlleva sufrimiento, pero tengan la certeza de que el amigo Jesús, El Resucitado, no los dejará nunca solos.
Un saludo también a nuestros queridos educadores, familias y padres que están en torno a las comunidades Piamartinas:
ustedes han experimentado el dolor y la cruz de la que han hecho experiencia más fuerte que los niños y jóvenes. La cruz, si la miramos bien, es señal de amor hasta el extremo. Cuando ustedes pasen por la cruz, por el dolor y la dificultad, están también haciendo experiencia de amor, experiencia de vida. La cruz, el dolor y la muerte no tienen la última palabra. ¿Dón de fijamos nuestro corazón y nuestra mirada? ¡En el resucitado!
¡El Señor ha resucitado!, y ese es el gozo que queremos trasmitir en estos días. Que Dios les bendiga.

P. Humberto Loyola G., FN
Superior Regional

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here