Boletín N° 14 – Noviembre

Califica esta publicación

MENSAJE DEL PADRE REGIONAL

Estimados Amigos y Piamartinos:

Hemos tenido un “movido” mes de octubre, especialmente por nuestras tradicionales caminatas, que año a año nos hacen experimentar la alegría de ser familia piamartina y de hacer experiencia de la centralidad del carisma en nuestros niños y jóvenes.

El mes de noviembre que comenzamos nos hace colocar la mirada en una “Dulce y maravillosa Mujer de Nazareth”, venerarla de modo especial durante todo el mes hasta el 8 de diciembre, nos llena de esperanza y compromiso diciendo: “En este mes bendito, procuraremos cultivar en nuestros corazones la humildad, modesta flor que te es tan querida”.

Para nadie que conoce o está conociendo a P. Piamarta, es desconocido su amor y devoción a la Santísima Virgen. Es hermoso llegar a su Santuario en Brescia y ver su cuerpo a los pies de la gruta de Lourdes, con una frase que dice: “He aquí mi esperanza, la Santísima Virgen María”. Esta frase refleja que en todo lo que emprendió, en todo lo que vivió, tuvo una auxiliadora y consoladora, una Madre que le dio esperanza. Tenemos una indicación clara de P. Piamarta para mantener viva la esperanza en nuestra vida, la devoción a la Santísima Virgen. Hablar de María, es hablar de esperanza, de consuelo, de confianza en Jesucristo, de creer y esperar en las promesas de Dios.

Es por esto queridos piamartinos, invito a vivir intensamente este mes de María, recomendando algunas prácticas devocionales que nos ayudarán en nuestra vida espiritual y en renovar nuestra esperanza en tiempos de mucho cansancio, de la mano de nuestra Madre:

  1. Participar del rezo diario del mes de María.
  2. Participar con el silencio y el fervor en el rezo del ángelus en los colegios Piamartinos.
  3. Rezar diariamente o semanalmente el Santo Rosario.
  4. Rezar y reflexionar al comienzo y final del día, de las oraciones tradicionales del mes, que están arraigadas en la devoción popular.
  5. Visitar algún Santuario Mariano.
  6. Conocer la historia de alguna de las apariciones de la Santísima Virgen.
  7. Ofrecer oraciones a María por el aumento de las vocaciones sacerdotales y religiosas.

Que sea para todos un “bendito mes”, bendiciones,
Humberto Loyola G. FN
Superior Regional

[masterslider id=”4″]

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here